Broma (ficticia): Padre encuentra a su hija con un vibrador – pero la reacción es completamente genial

Cuando llueve, nieva o hace un viento invernal necesitamos algo que nos mantenga activos y de buen humor – y entonces no hay nada mejor que una buena broma. Esta es en todo caso mi opinión y reírme mucho me hace sentir bien.

Todos tenemos nuestros trucos para animarnos, pero tan pronto como alguien en mi entorno está un poco “depre” trato de animarlo con una divertida historia. Siempre suele despertar una sonrisa – y de esa manera desaparecen los pensamientos negativos por un momento.

Esta historia ficticia es una de mis favoritas. Puede parecer algo subida de tono pero yo creo que es totalmente inofensiva – el final es completamente maravilloso ¡y me río mucho cada vez que la escucho!

¡Espero que a ti también te guste esta divertida historia!

Una madre pasaba a lado de la puerta cerrada del dormitorio de su hija, y entonces escuchó un extraño zumbido que parecía provenir del interior de la habitación. Abrió la puerta y vio que su hija estaba jugando con un gran vibrador.

”Déjame en paz”

Bajo el shock de la sorpresa preguntó:

– Pero hija ¿qué es lo que estás haciendo?

La hija respondió: 

– Mamá, tengo 33 años y estoy soltera. Esto es lo más parecido a un marido que voy a tener, ¡Así que por favor vete y déjame en paz!

Al día siguiente el padre pasa al lado de la puerta del dormitorio de su hija y escucha el mismo extraño zumbido salir de allí. Cuando abre la puerta y entra ve a su hija haciendo pasionalmente el amor con su vibrador. 

Fuente de la imagen: PxHere

El padre preguntó, en shock, que diablos estaba haciendo, y la joven respondió: 

– Papá, tengo 33 años y estoy soltera. Esto es lo más parecido a un marido que voy a tener, ¡Así que por favor vete y déjame en paz!

El marido sentado en el sofá

3 días después vuelve la esposa a casa tras comprar en el supermercado. Cuando saca las cosas de las bolsas en la cocina, vuelve a oír el extraño zumbido de nuevo – pero en esta ocasión procedente del comedor.  

Se desplaza despacio hacía allí y ve a su marido sentado en el sofá viendo la televisión. El vibrador estaba en el asiento del lado y estaba en funcionamiento.

Imagen: Wikimedia Commons

La mujer pregunta:

– ¿Pero que diablos estás haciendo? 

El marido la mira contesta:

– No interrumpas. Estoy viendo el partido de hockey con mi yerno… 

¡Dale a compartir para difundir alegría y risas con tus amigos!