La broma del día: La llamada de broma que termina de una forma inesperada

Un profesor de psicología le cuenta a sus alumnos al principio de la clase:

“Hoy vamos a a tratar los tres pasos de sentimientos humanos: cuando alguien está sorprendido, irritado y bravo”.

Shutterstock

Luego el profesor sacó su teléfono, lo puso en parlante y llamó un número cualquiera.

“Hola, ¿puedo hablar con Walter?”, preguntó el profesor.

”Desafortunadamente”, dijo la persona que había contestado. “Te tienes que haber equivocado”.

”Miren aquí”, le dice el profesor a sus alumnos y sigue:

”Es extraño. Ahora les voy a mostrar como suena una persona que está irritada”.

Toma el teléfono otra vez y llama el mismo número.

La misma persona responde y el profesor comienza con la misma frase: “Hola, ¿puedo hablar con Walter?”

“Pero te dije que este es el número equivocado”, dice el hombre que respondió, que está claramente irritado.

El profesor otra vez:

”Ya ven, eso es una persona que está irritada. Muestra señales claras de irritación”.

“Y ahora volteemos esto a ira”, explicó el profesor con calma.

El llama el mismo número otra vez y pregunta; “¿Walter está ahí?

“¡Escúchame idiota! Si me llamas otra vez voy a ir a tu casa y te meto el teléfono por donde no brilla el sol. Y si no cabe ahí, le doy una patada con mis botas.”

Shutterstock

El profesor sonrió satisfecho.

“Y ahí tenemos la ira”, dijo satisfecho.

Entonces uno de los estudiantes alzó la mano y pidió la palabra.

“Bueno, y ahora déjame a mi mostrar cómo está alguien que realmente está sorprendido.”

”Vale y eso cómo sería?”, preguntó el profesor.

”Déjame mostrarlo”, dijo el estudiante.

Se acercó donde el profesor, tomó el teléfono y llamó al mismo número.

”Hola, soy Walter. ¿Alguien me ha llamado hoy?

Shutterstock

¡Pasa esto si quieres que tus amigos también se rían un poquito!

 

Leer más sobre