Conserje es enviado a limpiar un aula de la escuela – cuando llega allí no puede contener las lágrimas

Eugene Hinton trabaja como conserje en una escuela primaria en Alabama, en EE.UU.

Era día normal de trabajo para Eugene, controlaba que todo estuviese bien en la escuela y ayudaba a arreglar todo lo que era necesario, los niños son un poco bromistas y juguetones y suelen darle bastante trabajo.

Pero cuando Eugene HInton llegó a una de las aula, para ponerla en orden, se llevó un gran shock.

Eugene Hinton es muy apreciado tanto por los niños como por los adultos de la escuela. Siempre está allí ayudando en lo que necesitan y tratando de mantener la alegría entre los chicos.

Pero justo ese día los alumnos habían tenido un accidente en clase y un profesor llamó a Eugene para que de inmediato fuera allí a limpiar y poner la clase en orden.

“Todo está muy desordenado”

Eugene preguntó si el accidente en la clase había producido mucho desorden a lo que la profesora respondió: ” Sí, Eugene, todo está muy desordenado”.

Eugene no dudó ni un segundo, tomó su carro de la limpieza y se dirigió a la clase a limpiarla.

överraskning
Youtube

Le habían engañado

Eugene no era consciente de que le estaban engañando. La profesora le envió a la cafetería en vez de a la clase.

Cuando el conserje abrió la puerta se quedó de piedra. La cafetería estaba llena de alumnos que gritaban “sorpresa”. Eugene se quedó en shock. Tuvo que taparse la cara y esperó unos segundos antes de entrar en la sala donde todos los niños le esperaban. Y no pudo contener las lágrimas.

överraskning
Youtube

La historia ocurrió durante el ”National Custodian Appreciation Day”, el día en que se elogia a todos los que trabajan manteniendo el orden y la limpieza en las escuelas.

Los alumnos le habían hecho unos preciosos carteles al conserje, y le dieron la bienvenida con abrazos y regalos. Además le dieron las gracias por todo el trabajo realizado.

överraskning
Youtube

Aquí puedes ver el siguiente vídeo con la linda sorpresa. Realmente me ha emocionado al ver la reacción de Eugene ante todos los niños que le esperaban en la cafetería.

¡Qué preciosa sorpresa! Hay muchos trabajos que no siempre tienen el reconocimiento que se merecen. Por eso me parece genial que Eugene fuera elogiado por su fantástico trabajo como conserje. ¡Comparte con tus amigos si tú también piensas que se trata de una maravillosa sorpresa!