Hombre, de 85 años, no se atreve a jubilarse tras 40 años trabajando: la terrible razón deja a los clientes de piedra

Si hay ciertas personas que se merecen colocarse un broche de oro por su vida son las personas mayores.

Ellos has trabajado lo suficientemente duro para construir una sociedad y tenemos que estarles agradecidos por ello.

Wendall Gill, de 85 años, ha contribuido de muchas maneras en la sociedad de su país. Ha trabajado durante más de 40 años en el mismo restaurante de McDonalds en Kentucky (Estados Unidos). Durante estos años el anciano se ha sido considerado una institución dentro del restaurante y todos sabían quién era Wendall.

Estar empleado en la misma empresa durante tanto tiempo nos da una idea del sentimiento de orgullo y lealtad que tiene Wendall.

Muchas personas a su edad están retiradas de la vida laboral pero Wendal sigue haciendo hamburguesas y patatas fritas.

Un día su mejor amigo, y compañero de trabajo, Todd Oldfield, le preguntó por qué no lo dejaba y disfrutaba de su merecida jubilación.

Cuando Todd supo la verdad no podía creer lo que oía, y comprendió que debía hacer algo de inmediato.

GoFundMe

Todd conoció a  Wendall en el año 1978. En esa época Todd era un chico que trabajaba extra en McDonalds. Era su primer trabajo.

Wendall era un colega de mediana edad que trataba de encajar las piezas de la vida como podía.

”Comencé a trabajar allí en junio del año 1978. Wendall llevaba trabajando allí más de un año. Y sigue trabajando todavía en el restaurante. Wendall es el hombre más maravilloso y cariñoso que he conocido nunca. Cada vez que voy allí a comer, deseo poder encontrármelo”.

GoFundMe (Wendall a la izquierda y Todd a la derecha)

Igual que muchas otras personas Wendal tiene muchas facturas que pagar, pero además hay algo más que los demás no tienen: dos nietos adoptados y discapacitados a quienes tiene que mantener.

Wendall ha estado casado 68 años con el amor de su vida, Della. Della estuvo siempre a su lado y le ayudó mucho pero un día todo cambió de repente.

Su amigo Todd cuenta lo que pasó:

”Me encontré con él  (Wendall) esta mañana. Estaba totalmente destrozado. Le pregunté que había ocurrido. Parece que Wendall había estado en el restaurante hacía 2 semanas con su mujer y sus dos nietos adoptados. Su mujer se ausentó para ir al baño….y no volvió nunca más”.

Desafortunadamente, Della sufrió un derrame cerebral y fue trasladada al hospital. Pero no pudieron salvar su vida y murió pocos días después.

GoFundMe

Pero la cosa no acabó ahí:

Y así lo explica Todd:

”Wendall debe seguir trabajando en el restaurante y pasa por delante del cuarto de baño que limpia cada día. Y eso es lo que hace. Y no puede dejar de trabajar en el restaurante. No tiene dinero y tiene que continuar trabajando… Y tiene que continuar siendo fuerte, porque tiene que trabajar. No puedo ni imaginarme semejante tortura”.

El amor a sus dos nietos adoptados es lo que le hace a Wendal continuar luchando. Un nieto tiene una discapacidad y depende de su abuelo para seguir adelante.

Facebook/Todd Oldfield

John, de 33 años, es autista, y Justin, de 20 años, padece el síndrome del alcoholismo fetal, un síndrome que se presenta porque la madre biológica ha estado bebiendo alcohol durante el embarazo.

Desgraciadamente los bajos ingresos de Wendall no son suficientes para hacer frente al día a día de tres personas. Y su mujer Della ya no está para ayudar.

Por suerte Todd reaccionó ante la situación. Comenzó un fondo para recoger dinero en favor de Wendall y sus chicos.

El objetivo era reunir el suficiente dinero para que Wendal pudiera pagar una lápida para Della y además hacer frente a la hipoteca de su coche.

”Espero realmente poder ayudar a  Wendall. Ahora él tiene 85 años. Debe poder jubilarse. Nadie sabemos lo que pasará mañana. Necesita disfrutar de sus hijos y llevar su duelo… y no estar preocupándose de lo que van a comer mañana. Cada dólar que recibimos marca una diferencia”.

Gracias a la fuerza de las redes sociales Todd consiguió reunir más de 78.000 dólares para su amigo. ¡Comenta como las personas podemos crear una increíble fuerza y auténtico amor juntos, si queremos!

Ahora al menos Wendall tendrá menos cosas de qué preocuparse.

GoFundMe

Este hombre generoso se ha pasado toda su vida ganando para otros, ¡y ahora finalmente tendrá la oportunidad de relajarse y poder cuidarse de sí mismo! Y todo gracias a toda la gente solidaria que ha aportado algo a su causa. 

¡Dale a me gusta y comparte si te alegraste al oír esta maravillosa noticia!