Niña de 8 años con autismo hace cientos de panecitos para animar a las personas mayores durante el confinamiento

En tiempos de crisis, es importante que todos nos ayudemos unos a otros.

No importa la edad que tengamos, todos podemos contribuir a nuestra manera para ayudar en la lucha contra el coronavirus.

Riah Totten, de 8 años de edad, de Belfast, Irlanda del Norte, quería hacer todo lo posible para ayudar a las personas mayores y vulnerables de su vecindario.

Twitter / BelfastLieutenancy

“Las restricciones le parecen duras, pero estaba feliz de no ir a la escuela porque no le gusta de todos modos”, dijo Amanda Dobbin, madre de Riah, a Press Association.

Y entonces Riah descubrió cuánto le gustaba hornear y, con la ayuda de su madre, Amanda, decidieron hacer un esfuerzo conmovedor por los vecinos de su comunidad. Todo comenzó cuando su abuela, en una visita, se metió en la cocina para hacer unos bollos para los niños.

Belvoir ASD Family support Group

“Riah a veces se obsesionaba con las cosas, así que cuando empezó a hornear panecitos se obsesionó con eso”, dijo Amanda.

Desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche, la niña hacer más de 300 bollos, que luego fueron distribuidos a las personas mayores de la zona.

El primer día, Riah y su madre hicieron 120 bollos. ¡El segundo día aumentaron la producción e hicieron 265!

East Belfast Coronavirus Community Support

“A ella le encanta”, cuenta su mamá, Amanda.

“[Riah] dice que Gordon Ramsay la inspira y ahora piensa que no necesita volver a la escuela porque quiere abrir una pastelería y trabajar allí todo el día.

Es inspirador y gratificante ver cómo una niña puede hacer algo por la sociedad.

Si una niña de 8 años puede contribuir a un mundo mejor en estos tiempos difíciles, seguro que todos podemos hacer algo para ayudar a nuestros semejantes.

Tomemos un momento y compartamos esta historia en Facebook, para inspirar a todos a mostrar humanidad y solidaridad.