El jurado ha oido la reputación de la española: Pero no lo pueden creer cuando hace esto con el clásico

Toda España habló sobre Cristina Ramos, cuando ella participó en el programa de televisión “Got Talent” en España.

Porque esta niña no solo tenía una voz fuera de lugar, también hizo un espectáculo que hizo que el público el jurado se tuvo que frotar los ojos varias veces.

Dos años después – todo el mundo está hablando sobre ella.

Después de haber ganado la versión española de “Talento”, Cristina Ramos tuvo la oportunidad de cruzar el Atlántico y competir contra otras personas que han ganado el programa en otros países. Este programa se llama “America’s Got Talent: The Champions”.

Ya se podrán imaginar que la competencia era bien dura, pero el número de Cristina fue el que llamó más la atención.

Dejó al público sorprendido

La española había decidido que iba a hacer un espectáculo fuera de lugar, y decidió hacerlo con el clásico de Queen “Bohemian Rhapsody”.

Después de una bella ópera Cristina se quitó su vestido e hizo un número de rock impresionante – y este fue el número que dejó al jurado boquiabierto.

“Total, totalmente increíble”

La juez Mel B, conocida de Spice Girls, solo gritó, “BRILLANTE”, su colega Howie Mandel constató que todos pronto iban a hablar sobre ella, y Simon Cowell dijo: “Esto fue increíble. Osea, total, completamente increíble”

A mí personalmente me encanta Queen y su música y durante los años he escuchado muchas interpretaciones su sus canciones. Pero con la mano en el corazón, tengo que decir que la interpretación de Cristina es una de las mejores que he escuchado.

Poco sorprendente Cristina pasó a la final, y en Youtube su vídeo ha sido visto ya por varios millones. Hazte un favor, escucha y disfruta del vídeo de aquí abajo (el espectáculo empieza a los dos minutos).

¡Dios mío, Cristina tiene un talento increíble! Yo creo que hasta Freddie Mercury hubiera estado orgulloso de Cristina!

No dudes en compartir esta fantástica interpretación, para que más gente pueda escuchar a Cristina Ramos. Ella se lo merece.