A pesar de la solicitud de las autoridades: Restaurantes de Corea del Sur siguen sirviendo carne de perro durante los JJOO

Los Juegos Olímpicos de Invierno comienzan el viernes 9 de febrero, en Pyeongchang en Corea del Sur, y los visitantes internacionales seguramente van a visitar  restaurantes que ofrecen carne de perro.

A pesar de la apelación del gobierno para que los restaurantes dejen de servir carne de perro durante los Juegos Olímpicos, 10 de los 12 restaurantes locales que ofrecen esta carne se negaron a seguir las peticiones de las autoridades.

La carne de perro se considera un manjar en Corea del Sur y se cree que proporciona energía. La carne se hierve para que se ponga realmente roja.

Se estima que los surcoreanos comen alrededor de 2 millones de perros al año. Sin embargo las críticas internacionales hacia el país son muy duras.

A la vista de los Juegos Olímpicos, los activistas en favor de los derechos de los animales han intensificado su campaña para prohibir la venta de carne de perro. Incluso las autoridades surcoreanas han intentado influenciar sobre los restaurantes, sin éxito.

“Hemos recibido muchas quejas de propietarios de restaurantes diciendo que amenazamos su sustento”, dice el funcionario del gobierno Lee Yong-Bae, según Channel News Asia.

Facebook / Humane Society International

“Algunos de ellos comenzaron inicialmente a vender carne de cerdo en lugar de carne de perro, pero luego vieron que los ingresos se desplomaban fuertemente y volvieron a la carne de perro”, dice Lee.

La tradición de comer un perro sigue siendo fuerte en el país, pero no así en la capital, Seúl, donde les parece terrible comer carne de perro.

La costumbre de comer carne de perro ha disminuido a medida que crecía una nueva generación de surcoreanos. Los más jóvenes ven a los perros como animales de compañía y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha adoptado un perro, que podría haber sido rescatado de una granja de carne.

Facebook / Humane Society International

Los activistas de los derechos de los animales han aprovechado el momento y han visto en los Juegos Olímpicos una oportunidad para aumentar la presión sobre el gobierno y convencer al público de que no coman carne de perro. Varias organizaciones denuncian que los perros se crían en condiciones deplorables, son maltratados y mueren por descargas eléctricas.

El comite organizador de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang ha presentado un comunicado tras las críticas:

”Somos conscientes de la preocupación internacional por la consumición de carne en Corea. Este es un asunto que el gobierno debe tener en cuenta. Esperemos que este asunto no influya en la realización de los juegos. Vamos a apoyar el trabajo del gobierno y de las autoridades locales en este asunto si es necesario. Además no se servirá carne de perro en ninguna de las competiciones”

Comparte este artículo y difunde la cara oculta de los Juegos Olímpicos de invierno. ¡Así no se trata a los animales!