Historia divertida: Desconocido trata de timar a Juan, pero su contraataque es genial

¡Se trata de aprovechar la ocasión cuando se presenta!

A menudo en momentos inesperados se pueden conseguir auténticos chollos o incluso negocios que pueden cambiar tu futuro. Y esto no tiene por qué estar vinculado siempre a la economía, pero hay determinadas personas que tienen un especial instinto para ello.

¿Cómo quizás Juan en esta divertida historia ficticia? Parecía que iba a hacer el negocio de su vida aquel día – ¡pero me reí a carcajadas cuando un engreído desconocido puso la nota humorística!

Juan está luchando en la zona de salida del aeropuerto, con dos maletas grandes y pesadas cuando llega un desconocido y le pregunta qué hora es.

En todas las capitales del mundo

El hombre deja las maletas en el suelo y presiona un botón de su reloj de pulsera.

– Las cinco y cuarto, dice Juan.

– ¡Oh! comenta admirado el desconocido. ¡Qué reloj tan bueno y moderno!

– Desde luego, responde Juan, orgulloso, y le muestra la hora en todas las capitales del mundo.

Luego presiona otro botón y aparece en la pantalla el mapa detallado de la ciudad.

– Este punto que parpadea nos muestra el punto exacto donde nos encontramos – comenta Juan.

– Yo tengo que conseguir un reloj como éste, dice el desconocido. ¡Te doy 1.000 dólares por él!

– No, no, no, reacciona Juan. He invertido mucho para desarrollar un reloj como éste y todavía no está listo para una producción masiva.

– Vale, dice el desconocido y saca su chequera. ¡Aquí y en este momento te ofrezco 17.000 dólares!

Señala a las maletas

Juan coge el cheque, se quita el reloj y se lo da al hombre.

– Ahora acabo de conseguir un chollo. ¡Nunca lo venderías tan barato! Seré millonario”, dice sonriendo el extranjero.

Y cuando se gira para marcharse, Juan señala las dos enormes maletas del suelo.

– ¡Ehhh!, dice. ¡No se te olviden las baterías!

¡El que ríe el último ríe mejor! ¡Comparte si a ti también te hizo sonreír!

 

Leer más sobre