Jubilada se sienta en el avión – entonces viene el director de la compañía y le exige su sitio

Cuando una compañía aérea sale en los medios de comunicación, suele ser porque un avión ha salido con enorme retrasos o porque el personal de la aeronave ha tratado mal a un cliente. Pero no sé si es habitual que la compañía aérea reciba la misma atención cuando se trata de una acción positiva.

¡Por eso este ejemplo merece que reciba la debida atención!

Flickr/Oliver Holzbauer

Cuando Rebecca Kuchar se acomodó en su asiento del avión de la compañía United Airlines, vio como el director de la compañía, Oscar Munoz, también subía al avión. El hombre se sentó en primera clase y Rebbeca no pensó más sobre ello, simplemente supuso que así eran las reglas cuando altos directivos viajaban en su propia compañía aérea.

Rebecca miraba de reojo a  Munoz, como uno hace a menudo cuando se encuentra con alguien conocido.

Un poco más tarde subió al avión una anciana, según Rebbeca debía tener entre 80 y 90 años.

Flickr/Michael Rehfeldt

Rebecca escribe sobre lo que ocurrió en Facebook:

“Soy un fiel cliente de  Delta Airlines (otra compañía aérea). Pero hoy viajaba en un vuelo de United Airlines con el director de la compañía. Me sorprendí al verle ir hacia la clase económica, un poco más atrás del avión. Delante de mí se sentaba una mujer mayor de unos 80 o incluso 90 años. No parecía tener muy buena salud e incluso tenía problemas para hablar. Y justo antes de despegar vi a Oscar (el presidente) dirigirse y hablar con ella, escribe Rebbeca en  Facebook.

Rebecca se quedó muy sorprendida y contenta al ver como el hombre intercambiaba algunas palabras con esta anciana. ¡Pero me quedó absolutamente impresionada al ver que el hombre insistía en que la mujer tomara su asiento en primera clase!

Facebook/Rebecca Kuchar Krutz

Al aterrizar Rebbeca oyó una conversación de la señora con el hombre de al lado. La jubilada dijo que en un principio estaba nerviosa al ver que el presidente de la compañía se acercaba a ella, pero luego estaba muy agradecida y no cesaba de repetir lo amable que había sido el hombre al cederle su asiento.

“Y esto es, damas y caballeros, como tiene que ser. Hay que tratar a nuestros mayores con el amor y el respeto que se merecen. Puedo incluso pensar en hacerme cliente fiel de United Airlines tras haber visto como este amable hombre le cedía el asiento a una mujer mayor que no conocía. Y lo hizo porque pensó que ésta se iba a sentir más cómoda en primera clase”, escribe Rebbeca en Facebook.

Tras la enorme difusión de la publicación de Rebecca en Facebook, Oscar ha tenido la oportunidad de hablar sobre el tema. En una entrevista a Houston Chronicle cuenta que ha sido educado para tratar a las personas mayores con el respeto que se merecen. Y que por lo tanto para él era algo natural actuar así.

¡Qué gesto más increíble por parte del director de la compañía! Oscar es un ejemplo vivo de cómo debemos tratar a nuestros mayores en la sociedad. ¡Comparte el artículo para que reciban el reconocimiento que se merece!