Los gemelos siameses más longevos del mundo mueren unidos a los 68 años – ”Tuvimos una buena vida”

Cuando Eileen y Wesly Galyon recibieron la noticia de que iban a ser padres, ninguno de los dos pensó que algún día sus hijos serían mundialmente famosos.

Ronnie y Donnie Galyon nacieron el 28 de octubre de 1951, en Dayton, Ohio. Los gemelos nacieron con sus cuerpos unidos.

Estos siameses sobrevivieron pegados durante 68 años, unidos hasta su último minuto de vida, el 4 de julio.

Foto: YouTube/iwonder TV

Los niños nacieron con los brazos, las piernas, los corazones y estómagos separados, sin embargo compartían el mismo sistema digestivo. Fue un fenómeno médico que despertó mucho interés y curiosidad.

Si bien los médicos lucharon por encontrar la forma perfecta de separar a los gemelos, no podían garantizar que sobreviviesen a la operación. El miedo a perder a sus dos hijos hizo que los padres decidieran no someterlos a la cirugía.

La familia se enfrentó dificultades financieras y el padre tuvo que tomar una decisión difícil. A la edad de tres años, los niños entraron a formar parte de un espectáculo y eran los que mantenían a su familia con los ingresos que generaba la curiosidad de la gente que pagaba por verlos.

Ronnie and Donnie Galyon are the world's oldest living set of conjoined twins and also the world's only adult male…

Gepostet von The Cannibal Carnival am Dienstag, 28. August 2012

Los hermanos Galyon viajaron por las Estados Unidos, Canadá y Sudamérica con su gerente y director, Ward Hall, como parte del espectáculo World of Wonders (Mundo de maravillas). Eran anunciados como: “¡Vivos y en persona, los gemelos siameses Galyon!”

Pasaban los días cuidando niños de los trabajadores y comiendo algodón de azúcar gratis.

La biografía de Hall reveló que los gemelos fueron criados por su padre y su madrastra, Mary, ya que su madre biológica se negó a unirse con ellos. Según el Daily Mail, su hermano menor, Jim, decía: “Ese era el único ingreso. Eran los que traían el pan”.

La vida de Ronnie y Donnie no fue fácil. Sus padres pensaron que serían una “distracción” y nunca los enviaron a la escuela. Tampoco faltaron los espectadores. Mientras que algunos eran curiosos y los apreciaban por lo que eran, otros eran crueles y groseros.

En 1991, Ronnie y Donnie se retiraron del circo y regresaron a Dayton, Ohio, en busca de paz. Los gemelos se sorprendieron al ver que los miembros de su comunidad recaudaron fondos para construir una casita al lado de la casa de su hermano Jim en 2010. Esta casa, en Beavercreek, les ayudó a disfrutar de un espacio propio y adaptado para personas con discapacidad.

Los hermanos no pudieron contener las lágrimas por el acto de bondad de la comunidad, como contó Jim a  Dayton Daily News. “Vivirán el resto de sus días aquí cómodamente. Definitivamente son más felices. Definitivamente están más en paz”.

El pasado 4 de julio los siameses fallecieron con sus cuerpos unidos, como siempre habían estado. Tenían 68 años. Se convierten, así, en gemelos siameses que han vivido más años.

Dejaron este mundo, según The Daily Mail, sin arrepentimientos en la vida y habiendo disfrutado de las diferentes fases de sus vidas. En una otra entrevista Ronnie dijo: “Nos divertimos cuando estábamos creciendo”. Donnie tenía la misma opinión: “Hemos tenido una buena vida”.

Consiguieron vivir más de lo esperado y se sentían satisfechos con su vida. Eso es lo más importante. Descansen en paz, Ronnie y Donnie.