Madre asesinó a su bebé recién nacido – se reporta que lo metió en una lavadora

Los niños son lo mejor y lo más inocente que existe en este mundo.

Su primer año de vida debería estar lleno de felicidad y una buena dosis de amor. Pero cuando de vez en cuando escucho que algún niño ha sido maltratado, me duele el corazón y el alma.

Por ello cuando escuché que un bebé recién nacido había fallecido de forma brutal, me quedé destrozada.

Ser padre supone un enorme cambio en la vida de una persona.

La vida ya no gira en torno a uno mismo si no que ahora es prioritaria la salud y la alegría de otra vida.

Uno puede creer que este cambio ocurre de manera automática al convertirse en padre o madre, pero en ciertas ocasiones parece que se produce todo lo contrario.

Parece ser que la madre metió al bebé en la lavadora: Fuente de la imagen: Shutterstock

La policía hizo un horrible descubrimiento en la casa de la pareja

Una mujer de Rusia tenía ya tres hijos de un matrimonio anterior.

Sus amigos la describen como una buena madre que trabaja duro y además es bastante conocida como peluquera en su ciudad.

Estaba esperando su cuarto hijo y nadie vio nada raro en este nuevo embarazo.

Al volver a casa el marido se encontró con una escena de terror.

Su mujer estaba cubierta de sangre. Había dado a luz en la casa donde vivía la pareja, según escribe The Mirror.

Cuando la policía se personó en el lugar hizo un macabro descubrimiento.

Había metido al bebé recién nacido en la lavadora y esta además estaba prendida.

Ahora la madre ha sido acusada de matar a su recién nacido. Fuente de la imagen: Shutterstock

Los comentarios de los amigos sobre la tragedia

Según la madre el bebé había nacido muerto, pero ahora se ha abierto una investigación y ella ha sido acusada de homicidio por matar a su bebé.

– Ella es un madre muy trabajadora y amorosa. Este hubiera sido su cuarto hijo. No hay razón para que mate a este niño de esta manera, dice una amiga cercana de la mujer.

Al leer esto mi corazón se encoge. No hay ninguna razón que permita hacerle daño a un bebé. Fue un destino que realmente no merecía.

>