Médicos dicen que es cruel mantener al bebé con vida, cuando lo desconectan ocurre el milagro

Ver a tu hijo enfermo en el hospital, conectado a una máquina para poder respirar y vivir, debe de ser horrible. Si además tienes que, como padre o madre, ver cómo lo desconectan de la máquina que lo mantiene con vida, ya no me quiero ni imaginar el dolor.

Esta es la situación en la que se han visto los padres del pequeño Alfie Evans, a quien el lunes le retiraron el soporte vital, según informan medios como Telecinco. Pero la fuerza de la vida es, a veces, capaz de lo imposible…

Alfie Evans es un niño de 23 meses, de Liverpool, en Reino Unido, que padece una enfermedad neurológica degenerativa.

Alfie Evans
Fuente de la imagen: Youtube

Los médicos le dijeron a los padres que las medidas para mantenerlo con vida eran inútiles porque el cerebro del niño está prácticamente destruido por la enfermedad. Los propios médicos del niño, tratado en el hospital Alder Hey de Liverpool, dijeron que era inhuman prolongar su sufrimiento, según publica el periódico Clarín.

Alfie Evans
Fuente de la imagen: Youtube

Sin embargo los padres no se daban por vencidos y acudieron a la justicia, pero la Corte Suprema Británica rechazó sus demandas, y el lunes el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ratificó la sentencia de la Justicia británica.

Esto significaba que, según los médicos y la justicia, se desconectaría al niño de la máquina que lo mantenía con vida.

Como estaba previsto, el lunes se desconectó al pequeño Alfie de la máquina que lo mantiene vivo y, para sorpresa de todos, el pequeño empezó a respirar por sí mismo.

Alfie Evans
Fuente de la imagen: Youtube

Los médicos se quedaron “boquiabiertos” cuando quedó claro que Alfie podía respirar por sí solo, dijo a la agencia AP el padre, Tom Evans, según recoge Clarín.

Después se reanudó el suministro de agua y oxígeno, cuenta el padre, de 21 años. “No necesitó ayuda para el dolor”, añadió.

Fuente de la imagen: Youtube

Ahora los padres de Alfie piden que les permitan llevarse a su hijo a Italia, donde le han concedido la nacionalidad italiana y los médicos quieren seguir tratándolo.

“El Gobierno italiano espera que, como ciudadano italiano, se permita el traslado inmediato del bebé a Italia”, decía en un comunicado.

Alfie Evans
Fuente de la imagen: Youtube

Incluso el Papa se ha solidarizado con ellos, por eso los padres quieren llevarlo al hospital Vaticano Bambino Gesù de Roma.

“Conmovido por las oraciones y la amplia solidaridad en favor del pequeño Alfie Evans, renuevo mi llamamiento para que se escuche el sufrimiento de sus padres y se cumpla su deseo de intentar nuevas posibilidades de tratamiento”, tuiteó el papa Francisco.

Es casi un milagro que el pequeño siga respirando por sí y ha demostrado que no está dispuesto a no rendirse. Mientras siga luchando, ¿no se merece una oportunidad de vivir? No se corten y dejen sus opiniones en la sección de comentarios.