Padre muere de repente de corona – el mismo día su esposa encuentra una carta de amor en su teléfono

Cuando Jonathan Coelho, de 32 años de edad y padre de dos hijos, dio positivo de corona, los médicos estaban seguros de que se iba a recuperar ya que era joven y estaba bien de salud. En ese momento Jonathan no podía creer que iba a luchar contra este virus durante 27 días, antes de que su cuerpo no fuera aguantar más.

En la infancia, Jonathan sobrevivió un cáncer, lo cual hizo que aprendió a nunca tomar nada por sentado. Durante el tiempo que estuvo enfermo pensó en lo que significaba más en su vida: Su esposa y sus dos hijos.

Jonathan no sabía si iba a sobrevivir el virus , pero no quería arriesgar morir sin que su esposa Katie supiera lo mucho que ella había significado para él. Por eso le dejó algo especial.

Apenas entendieron que Jonathan estaba enfermo de COVID-19 fue ingresado al hospital. Durante las dos primeras semanas allí él le mandaba mensajes de texto todos los días a su esposa, ya que no se podían ver, pero cuando su estado empeoró ya no era posible escribir.

Después de 27 días de lucha contra el virus Jonathan de repente falleció, sin poderse despedir de su esposa, de su hijo e hija.

Cuando Katie recibió las pertenencias de Jonathan encontró algo en su teléfono. Él le había escrito una carta en el móvil.

“Si conoces a alguien…”

Jonathan empezó el texto pidiéndole Katie que le dijera a su hijo lo orgulloso que está de el, y que su hija es su princesa, también escribió que ella puede conseguir lo que quiere en la vida. El texto fue muy emotivo para Katie, pero fueron las últimas frases que hicieron que se descompusiera. Nunca en su vida había escuchado algo tan poco egoísta y tan desgarrador como las palabras de Jonathan.

“Si conoces a alguien, no te detengas. Porque si él te ama a ti y a los niños como yo lo hago, entonces yo lo voy a amar”, escribió el difunto esposo.

Leer estas frases me dejó con lágrimas. Este virus se ha llevado a demasiadas vidas y ha afectado a muchas familias. Espero que se encuentre una cura pronto. Comparte para que todos tomen el contagio en serio.

Descansa en paz, Jonathan.