Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Te presentamos a Emma: la bebé milagro con más edad del mundo, ¡solo tiene 1 año menos que su madre!

Te presentamos a Emma Wren Gibson, parece una bebé normal, pero hay un detalle que la hace muy diferente a los demás recién nacidos: ella tiene 24 años.

– Yo solo quería tener un hijo. No me importa si es un bebé récord mundial, cuenta su madre, Tina Gibson till CNN.

¡Esta la familia!

A 25 year old Embryo makes a Christmas miracle come true! #Lite87 #StationForTheSeason #LiteCafe #DanuandSam

Posted by Lite87 on Tuesday, 19 December 2017

Era el 25 de noviembre de este año cuando Emma Wren vino al mundo en Tennessee, en los Estados Unidos. Sus padres, Tina y Benjamin Gibson, le dieron la bienvenida a una bebé de cerca de tres kilos y 51 centímetros. Una bebé en principio normal. Pero hay algo que la hace completamente única en el mundo.

La recién nacida Emma tiene 24 años.

¿Pero cómo puede ser esto posible?, me he preguntado yo y seguramente muchos de ustedes. Suena raro, lo sé, pero el hecho es que Emma fue concebida en 1992, hace casi 25 años. Después congelaron su embrión.

– Emma es un milagro, cuenta Benjamin Gibson en una nota de prensa del centro médico National Embryo Donation Center.

Todo comenzó cuando Tina y Benjamin pensaron que querían tener hijos. Tina, de 26 años, y Benjamín, de 33, supieron que no podían tener hijos de forma natural ya que él tiene fibrosis quística.

Entonces comenzaron a pensar cómo iba a hacer para tener su propia familia, pensaron si iban a adoptar, y lo pensaron durante mucho tiempo, pero al final se decidieron por la adopción de embriones, después de que el padre de Tina viese un reportaje sobre el tema en la televisión. Tina no lo vio muy claro al principio, pero después pensaron que sería la mejor opción para ellos.

Si Emma es el embrión más viejo del mundo es difícil de saber, según los médicos de National Embryo Donation Center.

– Identificar cuál es el ambrión más longevo del mundo es imposible. Nadie tiene estadísticas, cuenta el doctor Zaher Merhi, jefe de  investigación y desarrollo de FIV de New Hope Fertility Center a CNN.

La adopción de embriones no es legal en todos los países, y lo que implica es que una pareja puede adoptar un embrión fecundado puede ser congelado y adoptado por otra pareja. El embrión se mantiene congelado y luego se descongela y se transfiere al útero de la madre.

Pero a Tina y Benjamin no les importa si su hija es o no un récord mundial.

– Yo solo quería tener un hijo. No me importa si es un bebé récord mundial, cuenta su madre, Tina Gibson a CNN.

Ahora están felices de poder celebrar su primera Navidad juntos.

¡Comparte este artículo si también te ha parecido interesante!</strong