Así se hace el pastel de whisky y calabaza para Halloween – completamente exquisito

En muchos países el otoño está encima y pronto vendrá el frío – pero con este tiempo hay siempre cosas positivas.

No solo el tiempo es bonito, sino que además tenemos la posibilidad de disfrutar de una comida clásica otoñal.

Cuando estaba en EEUU durante Halloween hace 25 años tuve la suerte de probar algo que se convirtió en mi postre favorito de otoño: el pastel de calabaza.

¿Y porque no probar a hacer este increíblemente sabroso pastel siguiendo esta receta de BBQ Pit Boys?

Te prometo que no te defraudara.

Pastel de calabaza con whisky de Fireball

El pastel de calabaza o ”pumpkin pie” en inglés se suele servir en Halloween, según la tradición americana.

Está muy sabroso y me recuerda un poco al pastel de jengibre que le gusta a todos, ¿no?

Por supuesto hay muchas formas de hacer este pastel, pero me interesó mucho esta receta, porque es especial, con un ingrediente muy calentador: El whisky Fireball.

En esta receta, el pastel se hace en una parrilla lo que, por supuesto, mejora el sabor bastante. Pero también puedes hacer el pastel en el horno.

Los ingredientes que necesitas:

Masa de tarta congelada, 2 piezas (o puedes hacer la masa tu mismo)
850 gramos de calabaza
5 decilitros de leche condensada
4 huevos
3,5 decilitros de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de jengibre
½ clavo molido
20 cl de whisky Fireball

Así se hace:

1. Asegúrate de que la temperatura de la parrilla esté máximo a 200 grados. Haz pequeños agujeros alrededor del pastel con un tenedor.

2. Comienza horneando el molde para pastel durante 15-20 minutos.

3. Saca el pastel para que se enfríe un poco, reduce el calor a 160 grados.

4. Rompe los huevos en un tazón. Bate y mezcla con el azúcar, sal, jengibre rallado, clavel, calabaza, leche condensada y el whisky.

5. Mezcla bien los ingredientes. Vierte la mezcla en el molde del pastel, hasta arriba.

6. Mira que el horno o la parrilla esté a 160 grados. Coloca el pastel en la parrilla y deja que se horneé de 25 a 30 minutos.

Maldita sea, este pastel está tan bueno que no estarás satisfecho con tan solo un trozo. ¡Prepárate para un sensacional sabor!

¡No te olvides de compartir esta receta con alguien que sabes que querrá hacerla durante Halloween¡