Tonsilolito: 8 señales de advertencia del cuerpo – que nunca debes ignorar

Todos tenemos a veces dolor de garganta  – pero lo que nunca pensamos es la razón que realmente hay detrás de este dolor.

Hace unos años tenía una amiga que se sentía enferma. Decidió ir al médico y no le dieron más explicación de que se trataba de un dolor de garganta. Pasaron unos días pero los síntomas no desaparecían.

Juntas comenzamos a buscar diferentes posibles explicaciones a su malestar y fue entonces que  por primera vez oí hablar del tonsilolito. Ya incluso cuando mi amiga mejoró (porque no tenía nada serio) la pregunta se quedó rondando en la cabeza – ¿Qué es realmente el tonsilolito – y que debemos hacer si lo padecemos?

Espero que este artículo pueda ayudar a las personas que se ven afectados por el problema, pero no saben de que se trata. ¡Te invito a que eches un vistazo a la información siguiente y no te olvides de compartirla con tus amigos en Facebook!

Fuente de la imagen: Shutterstock

¿Qué es el tonsilolito?

Situadas al fondo de la cavidad bucal, a ambos lados de la faringe, se encuentran las amígdalas. Estas tienen unos “rincones” pequeños donde, por ejemplo, el moco, las bacterias de la boca y los glóbulos blancos muertos a veces pueden quedarse pegados. Y poco a poco este mugre puede producir piedras pequeñas y duras – llamados tonsilolitos o cálculos de las amígdalas.

Estos cálculos o piedras son blancas o amarillentas y pueden llegar a ser molestas. Suelen ser bastante pequeñas.

Fuente de la imagen: Wikipedia

Síntomas del Tonsilolito

Varios son los síntomas de la Tonsilolito. Estos son las ocho señales que todos debemos conocer:

  • Mal aliento
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Amígdalas inflamadas
  • Dificultad para tragar
  • Sensación de algo pegado en la garganta
  • Dolor de oídos
  • Piedras blancas visibles que están adheridas a las amígdalas.
Fuente de la imagen: Wikipedia

Tratamiento del Tonsilolito

A veces, si las piedras son pequeñas y no tienes síntomas, no se necesita ningún tratamiento. A menudo incluso puede que se liberen por si solas.

Pero sin el tamaño de las piedras es mayor quizás se necesite una operación con anestesia local para solucionar el problema. Se suelen sacar los cálculos del paciente. Sin embargo no se pueden prevenir los tonsilolitos, si no es que se sacan las amígdalas por completo – pero esto se recomienda raramente  por ese motivo.

¡Y no te olvides: si piensas que tienes tonsilolitos, deberás siempre contactar con un médico para ver los diferentes posibles tratamientos!

Fuente de la imagen: Shutterstock

No tenía ni idea de esto, pero está bien tener información para un futuro.

¡No dudes en compartir esta información con tus amigos de Facebook!