El cuerpo del joven quedó aplastado bajo vehículo de 4 toneladas – desafió todos los pronósticos médicos tras dramática cirugía

En un instante toda tu vida puede cambiar.

En un segundo puedes pasar de encontrarte perfectamente a estar en peligro de muerte.

Sinceramente, a mí me llega al corazón encontrarme con personas que han vivido verdaderos sucesos trágicos y, aún así, luchan siempre con una sonrisa en la cara.

Son auténticos héroes que, pese a todas las adversidades, demuestran que el deseo de vivir es más fuerte que nada en el mundo.

Una de esas personas es Loren Schauers, de Great Falls, Estados Unidos.

Cuando eres joven, sientes que tienes toda la vida por delante y nada malo puede ocurrir.

Pero para Loren Schauers, la vida se convirtió en una pura pesadilla cuando tenía tan solo 19 años.

Como cualquier otro día, Lorens se encargaba de llevar el montacargas en el trabajo.

Según The Mirror, debía manejar por un puente, pero resbaló y cayó desde casi 15 metros de altura.

El montacargas que manejaba, con sus 4 toneladas de peso, cayó sobre el cuerpo de Lorens.

Su cuerpo quedó aplastando

Recuerda que su brazo derecho quedó aplastado y de caderas para abajo estaba completamente destrozado.

“Cuando el puente se derrumbó y el montacargas estaba a punto de volcar, me quité el cinturón y traté de saltar. Ahora sé que fue una idea estúpida pero en ese momento se trataba de volar o quedarse paralizado”, cuenta Lorens a The Mirror.

“Traté de saltar pero una de mis piernas se había quedado enrollada en el cinturón”.

Lorens no tenía muchas posibilidades de sobrevivir al duro accidente, pero estaba decidido a hacerlo.

Quería vivir costase lo que costase.

Dijo adiós a la familia

Lorens tuvo que someterse a una complicada operación y se despidió de su novia, Sabia Reiche, por si no salía bien.

Después del sexto intento de despedirse, Lorens tuvo que pasar por una difícil operación.

Los médicos intentarían salvarle la vida amputando todo lo que había por debajo del abdomen.

De milagro, Lorens logró sobrevivir a la operación y al grave accidente.

Pero el camino de regreso a una vida normal sería duro, extremadamente duro.

“Todos los profesionales médicos que he conocido están bastante asombrados de todo, especialmente por mi historia sobre cómo me lesioné”.

“No fue una decisión difícil elegir que me amputaran la mitad del cuerpo. Básicamente fue solo una elección entre vivir o morir, y no fue una decisión difícil para mí”.

Pudo dejar el hospital

Los médicos pensaron que tendría que pasar al menos un año y medio en el hospital, pero Lorens solo estuvo hospitalizado tres meses. También recibió cuatro semanas de rehabilitación, y luego regresó a casa.

Él y su novia Sabia solo llevaban 18 meses juntos cuando ocurrió el accidente. Pero con la ayuda y el apoyo del amor de Sabia, Lorens luchó no solo por su propio futuro sino también por su futuro juntos.

La fuerza del amor

Ahora la pareja se ha prometido.

“Más tarde descubrimos que, debido a que los mismos trabajadores habían estado trabajando sobre la superficie en la que cayó Loren, el terreno se había ablandado y esto ayudó a salvar su vida”, cuenta su prometida.

“Si el terreno hubiera estado tan duro como antes, Loren se habría partido en dos y no hubiese podido aguantar hasta que llegase la helicóptero ambulancia”.

“Que el terreno fuera tan blando fue lo que hizo posible que su vida se salvara en esa situación”.

Atravesar por esta difícil situación ha hecho que se relación sea ahora más fuerte que nunca.

“Ha hecho todo lo posible para tener una vida lo más normal posible para él y para mí personalmente, es algo que realmente amo de él”, dice la prometida de Lorens.

“Este tragedia nos sucedió, pero él sigue siendo él mismo. No cambió y hace todo lo posible para ser lo más independiente posible. Estoy muy orgullosa de él”.

Consejo a otros en la misma situación

Lorens, tras pasar por todo esto, tiene algunos consejos que dar.

“Mi mejor consejo, para alguien que esté pasando por algo similar, es que no puedes centrarte en las cosas que no puedes o tienes, sino que hay que vivir la vida al máximo con lo que tienes”.

¡Qué fuerte eres, Lorens! ¡Realmente eres un verdadero modelo a seguir!

Få vårt nyhetsbrev

* indicates required