Truco casero para evitar la silla del dentista – y con tan solo un ingrediente que podrías tener en la cocina

Yo probablemente no soy al único al que le produce angustia sentarse en la silla del dentista y aunque tengo una buena higiene dental, siempre hay algo pequeño que tengo arreglar. Esto, todo el mundo lo sabe, se siente en el bolsillo.

Sin embargo mis visitas al dentistas han disminuido desde que comencé con un truco que me dió mi tía. Desde pequeño me maravillaban sus preciosos dientes, e incluso hoy en día ha conseguido seguir manteniéndolos en muy buen estado.

Este truco es muy simple, pero realmente efectivo. Si nunca has probado aceite de coco, ya es hora de que lo hagas. Además de poder freír, cocinar con él y aplicarlo en la piel puedes arreglarte los dientes con este aceite. ¡Sí has leido correctamente!

Truco para tener unos dientes blancos y preciosos: Extracción de aceite

El truco, que pasó de ser un método ayurvédico (natural casero) a convertirse en una tendencia de salud, se llama Oil Pulling, Extracción de aceite”.

Así evitas la visita al dentista

Lo único que necesitas es aceite de coco, que contiene vitamina E y ácidos grasos que tienen un efecto antibacteriano y antifúngico.

Debes enjuagarte la boca con agua corriente para quitarte la suciedad general. Luego coloca una cucharada de aceite de coco en la boca. Déjala en reposo entre los dientes alrededor de 15 minutos. Cuando escupas el aceite de coco saldrán todas las partículas de bacterias y caries que de otro modo se habrían quedado acumuladas, pudriéndose con el tiempo.

Foto: Shutterstock

Varias páginas de salud y bienestar han elogiado el método, por ejemplo Kurera.se.

Comparte este truco con los demás. ¡No es dañino y te evitará más visitas al dentista!