Mujer acuna a perro moribundo en sus brazos toda la noche para que no muera solo

Es bastante desgarrador pensar en la cantidad de animales sin hogar que vagan por las calles sin poder pedir ayuda, y mucho menos a los que están enfermos y muriendo.

Hay tantos animales que mueren solos porque a nadie le importan.

Cuando un perro moribundo fue llevado a un refugio de animales, el personal pudo haberlo puesto cómodo y haberle dado comida y agua, y pensar que eso era suficiente.

Pero un amante de los animales hizo todo lo posible para asegurarse de que este perro moribundo supiera que era amado en sus últimos momentos de vida.

Janine trabaja con animales todos los días y entiende cómo necesitan amor y cuidado. No es posible hacer esto por todos los animales, pero cuando vio a Watson el pitbull, supo qué tenía que hacer.

Para Janine era obvio que Watson estaba en sus últimas horas y que todo lo que podía hacer era abrazarlo.

Janine Guido es la fundadora de Speranza Animal Rescue, en Mechanicsburg, Pensilvania, una organización sin ánimo de lucro comprometida a ayudar a los animales maltratados y descuidados a encontrar nuevos hogares.

Esta amante de los animales había visto demasiadas criaturas enfermas y heridas como Watson y tenía una gran empatía por los perros sin hogar que nunca se habían sentido amados o cuidados durante toda su vida.

Watson fue llevado al centro de rescate por un extraño y estaba cubierto de llagas. El pitbull también tenía un tumor que era inoperable.

No se podía hacer nada para salvar a Watson, de modo que todo lo que Janine podía hacer era hacer sus últimas horas lo más cómodas posible. Pero su cuidado no se detuvo ahí, ”Me quedé al lado de Watson toda la noche”.

Sabiendo que Watson no le quedaba mucho tiempo, se quedó con él y terminó durmiendo en el refugio toda la noche, permaneciendo cerca mientras él dormitaba.

Cuando se despertaron por la mañana, ella supo que él estaba cerca de irse y no pasó mucho tiempo antes de que falleciera.

“Estoy muy agradecida de haber podido abrazarlo fuerte durante su última noche”, dijo Janine a The Dodo. “Le estaba diciendo lo mucho que lo amaban, y que su vida importaba. Mi corazón está roto, pero no cambiaría nada ”.

Es tan triste que la vida de Watson no se pudo salvar, pero me alegro de que haya abandonado esta tierra sabiendo que alguien se preocupaba por él.

Todos necesitamos a alguien así en nuestras últimas horas. Si crees que Janine es una heroína, comparte esta historia para rendirle homenaje.