Niño cumpleañero se sienta solo esperando a que aparezcan sus amigos, entonces personal de restaurante trama un plan

Las fiestas de cumpleaños pueden ser un momento estresante para cualquier padre; le dedica tiempo y esfuerzo a organizar todo, envía invitaciones y mira la cara de su pequeño mientras espera a que lleguen los invitados.

Angela Kazanis había hecho justamente eso; organizó una divertida fiesta de cumpleaños para su Evan de cuatro años en Chuck E. Cheese, invitó a 30 personas e intentó calmar a su emocionado niño, pero la emoción rápidamente se tornó en tristeza cuando nadie apareció.

Ángela mantuvo la entereza mientras miraba ansiosamente la puerta, pero por dentro se estaba cayendo a pedazos. Sin embargo, poco sabía ella de quién la estaba viendo pasar por esta dolorosa prueba.

La empleada Taylor Inzinna dijo a Inside Edition que estaba tan enojada viendo la situación.

YouTube

“Inmediatamente corrí a la cocina y estaba tan molesto. [Su madre] lo estaba manejando mucho mejor que yo … Se mantuvo tranquila y nunca dejó que Evan supiera por un segundo que estaba molesta, lo que creo que fue súper increíble.”.

Taylor no podía quedarse callado y no hacer nada, por lo que tramó un plan y acudió a Facebook para explicar lo que había sucedido, y preguntó si alguien estaría dispuesto a donar un regalo para el dulce niño de cuatro años. Ella quedó asombrada por la respuesta.

“En los siguientes tres y cuatro días, tuve alrededor de 13 regalos [para Evan]”, dijo.Taylor luego llamó a la madre del niño y le pidió que trajera a su hijo de vuelta.

YouTube

Lo que sucedió después derretiría incluso al más duro de los corazones. El generoso empleado organizó la fiesta que Evan merecía con un pastel, regalos y llena de diversión con personas que realmente se preocupaban por él.

“El día que regresó, ver la sonrisa en su rostro era todo lo que quería. Ese día tenía un objetivo y mi objetivo era asegurarme de que se fuera feliz. Y se fue diciendo: ‘Dios mío, mamá, este ha sido el mejor día de todos los tiempos ‘”, dijo.

Mira el increíble giro de los acontecimientos para el dulce Evan en el siguiente video.

Qué maravilloso ejemplo es Taylor. No tenía que involucrarse, pero su naturaleza dulce y empática significaba que naturalmente quería ayudar. ¡COMPARTE esta historia como un tributo a esta maravilloso joven!