Niño de 9 años sufre bullying por ser gay y termina quitándose la vida

El bullying, o acoso, es un problema que no debe tomarse a la ligera y que puede tener consecuencias fatales para quien lo sufre.

Es responsabilidad de todos contribuir para que ningún niño sufra este terrible acoso en su centro educativo y si se sabe de algún caso, hay que alertar inmediatamente a las autoridades competentes para que le pongan freno de inmediato.

Todos hemos sufrido o hemos conocido a alguien quer ha sufrido bullying de niño, pero en un mundo digital, este fenómeno toma dimensiones desquiciantes.

Este fue el caso del pequeño Jamel Myles, en Estados Unidos, quien debido al bullying que sufrió terminó quitándose la vida, dejando a su comunidad y a su familia destrozadas.

Un niño de Denver, en Colorado, llamado Jamel Muyles, sufría bullying desde hacía tiempo después de anunciar que estaba “orgulloso” de ser gay, en el colegio Joe Shoemaker Elementary School de Colorado, donde estudiaba.

Su madre Leia Pierce había explicado a su familia que era homosexual durante las vacaciones de verano y no sospecharon que esa revelación pronto traería graves consecuencias.

Según relató la madre a medios estadounidenses, cuando su hijo le contó su condición sexual ella estaba conduciendo y pensó que le estaba gastando una broma. Luego cuando vio que iba en serio le respondió: “yo todavía te quiero”.

Pero él insistió en que estaba “orgulloso” de su condición y decidió contarlo abiertamente a los niños de su escuela.

Según el diario The Mirror, cuatro días de clases es el tiempo que pasó entre el día que Jamel le dijo a sus compañeros que era gay y el día en que decidió quitarse la vida.

La madre asegura que Jamel contó a su hermana que otros niños le dijeron que “se matara”.

“Estoy triste de que no viniera a mí. Estoy tan contrariada de que pensara que esta era la única opción”.

La policía estadounidense investiga ahora el suicidio del niño, cuyo cuerpo fue hallado en su casa en Denver.

Twitter

La madre dijo que deberíamos responsabilizar al niño del acoso escolar porque “el niño sabe que está mal”.

“Los padres deberían ser considerados responsables porque obviamente los padres le están enseñando a ser así, o los están tratando así”.

Por su parte, las redes sociales y los colectivos LGTBI se han solidarizado con la familia. No es la primera vez que un niño se quita la vida por el acoso sufrido en la escuela por su orientación sexual.

¿Y tú qué crees? ¿Deberíamos hacer más para detener el bullying? ¿Crees que los padres de estos niños acosadores tienen parte de responsabilidad? Te invitamos a darnos tu opinión en el apartado de comentarios de Facebook.