Desconocido ayuda a madre soltera sin dinero, luego ella lo lleva al garaje y lo engaña por completo

Adam Ely es dueño de Hard Luck Automotive en Mustang, Oklahoma, Estados Unidos.

Cuando Ely, un ex paracaidista y mecánico de helicópteros de United States Army, escuchó la historia de Candice Berry, vio la oportunidad de actuar y servir a su comunidad tal cómo lo había hecho en su país en otros tiempos.

Adam Ely / Facebook

Adam Ely, propietario de Hard Luck Automotive, fue mecánico en el ejército de los Estados Unidos.

Hoy en día, su misión es reparar automóviles para personas que no podrían pagarlos de otra manera.

Adam siempre tiene una caja de herramientas en su camioneta y maneja buscando conductores que puedan necesitar sus servicios.

Adam Ely / Facebook

Candice Berry es una madre soltera que recientemente compró una camioneta nueva, pero se dio cuenta de que tenía muchos problemas una vez que la llevó a casa.

“Los frenos deben cambiarse, purgar la válvula y el velocímetro está apagado”, dijo Candice, enumerando los problemas de su camioneta.

Candice sabía que la válvula de purga y el velocímetro podrían repararse más tarde, pero tenía que reparar los frenos si quería que la camioneta fuera segura.

Pero como Candice no pensó que sería tan caro llevar a cabo esas reparaciones, entró en crisis ya que no tenía ni idea de cómo podría pagar los arreglos que necesitaba para que el camión funcionase correctamente.

Candice necesitaba la camioneta para trabajar todos los días y para llevar y recoger a su hijo de la escuela. Cuando ella fue a todos los mecánicos de su ciudad, todos le dieron unos presupuestos que estaban fuera de su bolsillo.

Después de que llamara a garaje tras garaje, Candice finalmente se puso en contacto con Adam Ely.

Adam Ely / Facebook

Candice había escuchado la buena reputación que tenía el veterano de ayudar a las personas que no pueden pagar las facturas de reparación, por lo que decidió ponerse en contacto con él.

Adam respondió a la pregunta de Candace en cuestión de minutos.

Cuando el mecánico escuchó la historia de Candice, supo que tenía que ayudarla.

“Cuando vas a un lugar de reparación de automóviles, eres vulnerable”, dijo Adam.

“Lo último que quieres es que se te cobren $150 para que un mecánico te diga qué le pasa a su auto cuando ya sabe que tu auto está roto”.

Él le dijo a Candice que sólo le cobraría por las piezas, y que le haría el trabajo gratis y que le llevaría el camión a su garaje cuando acabase el arreglo.

Pero Adam no solo estaba dispuesto a reparar su camión por el costo de las piezas, también tenía una cita abierta para Candice.

Facebook / Hard Luck Automotive Services

Candice estaba tan conmovida por la amabilidad de Adam que ella quería hacer algo a cambio. Pero ¿qué podía hacer?

Después de pensarlo, vio una oportunidad y le hizo una sorpresa especial…

El día que se suponía que él debía arreglar su camión, Candice traería su camión a la tienda de Adam, pero ella iba a tener a alguien más que le acompañara…

Poco sabía Adam cuando se dirigía al trabajo, planeando reparar el camión de Candice, ella tenía una sorpresa.

Facebook / Hard Luck Automotive Services

En el momento en que abrió la puerta, Adam se dio cuenta de que lo habían engañado.

Él se sorprendió cuando al llegar a su taller se encontró un equipo de televisión que lo esperaba junto a su familia y un representante del banco local.

Candice había nominado a Adam Ely para el Premio First Fidelity Bank Pay It Forward Award y el equipo de Pay It Forward estaba esperando que Adam llegara el día en que estuviera preparado para arreglar la camioneta de Candice.

Dawnetta Moore de First Fidelity Bank le dio a Candice $ 400 para que se lo pagara a Adam, quien no tenía idea de que estaba recibiendo el premio.

Dawnetta Moore dice que las personas como Adam hacen  diferencia.

“Soy de esta comunidad y me alegra saber que alguien está ayudando a otros”, dijo Dawnetta.

Delante de la cámara, Adam explicó cómo comenzó su trabajo caritativo desde el principio.

“Yo era un mecánico en el ejército”, dijo.

“Vi una necesidad. Cuando el auto de una de las niñas con las que trabaja mi hija, se estropeó. Ella era una chica que entregaba pizzas para Dominos, y mi esposa y yo empezamos a hablar de eso y el resto es historia”.

También habló sobre por qué quería ayudar a Candice.

Adam Ely / Facebook

“Sabía que había una necesidad de eso. “Ella no podía permitirse el lujo de ir al concesionario para que le diagnosticaran su auto y nosotros nos encargamos de eso”, agregó Adam.

“Fue bastante asombroso ver a esa niña salir del camino de entrada con el auto arreglado y saber que no tenía que dejar su trabajo, ¿sabes? Tengo que efectuar algún cambio y ayudar a estas personas que lo necesitan”.

Adam ha hecho muchas cosas buenas para su país y su comunidad, a menudo tiene más trabajo del que tiene tiempo.

También se toma más tiempo para enseñar, Adam no tiene problemas para permitir que Candice y su hijo Jace entren al taller mecánico, para que puedan aprender a arreglar la camioneta y posiblemente ahorrar aún más dinero en el futuro.

Facebook / Hard Luck Automotive Services

“Yo no sé cómo hacer ciertas cosas como cambiar el aceite o cambiar los frenos, cosas así. Estoy emocionada porque ahora puedo ver a Adam hacerlo, y aprender a hacerlo”. “Esa es otra razón por la que estoy emocionada porque necesito saber estas cosas con la camioneta para poder ayudarme a mi misma  en el futuro”, dijo Candice.

Refiriéndose al premio y hablando del veterano desinteresado, Candice dijo:

“Estoy agradecida de poder darle esto a Adam. No puedo pensar en una mejor persona y estoy muy agradecida por su generosa ayuda “.

Facebook / Hard Luck Automotive Services

Tal vez no sea tan sorprendente que Adam Ely haya intervenido tan fácilmente para servir a los que le necesitaban. Como veterano, Adam está acostumbrado a dar todo por los demás.

Sirvió a su país como soldado y ahora sirve a su comunidad utilizando las habilidades que aprendió durante sus años en el ejército.

Facebook / Hard Luck Automotive Services

Gracias a su servicio y a su contribución continua a la comunidad. La gente que te rodea debería sentirse afortunada y bendecida.

Creo que la amabilidad, la compasión y la voluntad de ayudar a los demás, que tanto Adam como Candice se mostraron, nos recuerdan a todos que lo que va, vuelve.

Afortunadamente, eso también va para la bondad. ¡Comparte esta conmovedora historia en Facebook si estás de acuerdo!